Los atardeceres de Búzios

Existen pocas playas de la costa atlántica sudamericana donde es posible ver la caida del sol de frente al mar. Lógicamente se debe a que, en sudamérica, la costas del oceano atlántico dan al este, opuesto al ocaso. Claro que hay que exceptuar a las islas, ya que estas tienen la posibilidad de tener playas en cualquiera de sus puntos cardinales, lo que permite encontrar playas con vista al oeste.

El punto es que las playas con vista al oeste permiten disfrutar el atardecer en el mar. Algo que suele ser realmente hermoso, no sólo por el hecho de observar al sol hundiéndose en el mar, sino por el escenario que lo rodea. Especialmente si el sitio tiene una cultura relacionada con la pesca y las actividades marítimas.

Búzios es uno de los pocos lugares de la costa atlántica de sudamérica donde se puede disfrutar de unos increíbles atardeceres con vista al mar. La geografía de Búzios, que permite este fenómeno, tiene la forma de una península apuntando hacia el noreste del oceano atlántico. Esta formación tan particular permite que algunas de sus playas, notáblemente "Praia dos Ossos", apunten directamente hacia el oeste, logrando unas puestas del sol maravillosas.

Armação dos Búzios, o simplemente Búzios, es una antigua aldea de pescadores en la costa brasileña que se encuentra ubicada a 190 kilómetros al este de Río de Janeiro. Desde la década de 1970 se ha convertido en un destino turístico internacional por su belleza geográfica y su variedad de playas. La península, de 8 km de extensión, posee 23 playas. Por un lado recibe corrientes ecuatoriales y por el otro las provenientes del Polo Sur, lo que hace que tenga playas con aguas cálidas y heladas a la vez.

En 2011 elegimos a Búzios como nuestro destino para vacaciones y entre tantas actividades que tenía planeadas, una era contemplar los atardeceres en Praia dos Ossos (playa de los huesos, en español). Su nombre se debe a que en esta playa se encontraban muchos huesos de ballena, producto de su caza para la manufactura de aceite durante el siglo XVIII. Esta playa tiene la particularidad de encontrarse enfrentando al oeste y de estar decorada por una gran cantidad de embarcaciones pesqueras, lo que otorga un marco excepcional para capturar un atardecer de ensueño.

Como (intento) de fotógrafo, cada vez que planeo un viaje a un nuevo lugar, trato de investigar un poco acerca del mismo. Principalmente para buscar puntos de interés, actividades, y lugares que me permitan conseguir las mejores capturas. Es un buen ejercicio fotográfico que además puede llevarnos a conocer lugares y situaciones que de otra forma tal vez hubiésemos vivido. Este ejercicio me llevó a disfrutar de los hermosos atardeceres de Praia dos Ossos.

Búzios es un lugar hermoso para conocer, y cada una de sus 23 playas debe ser visitada, al menos una vez durante la estadía. Pero algo que no debe perderse es la oportunidad de ver estos atardeceres puesto que, a pesar de que el sol no cae en el mar (porque el horizonte es el propio continente), el marco es espléndido. No solo por los barcos meciéndose en el mar, sino por las calles, casas y posadas que rodean a la playa. Sólo es necesario llegar temprano, buscar un buen sitio, y disfrutar de la serenidad, la calma y la belleza de este lugar único de Brasil. Y, quién sabe, tal vez en medio de semejante escenario se presente la oportunidad de capturar un momento único...