Omelette gigante de Pigué 2018

Luego de muchos años sin poder asistir (por diversas razones) a la fiesta de la omelette gigante de Pigüé, este año pudimos hacerlo y no defraudó, como era de esperarse, gracias al buen clima y la excelente organización. Un evento al que debe uno asistir al menos una vez en la vida, sobre todo si se encuentra en las cercanías de Pigüé, Bahía Blanca y el sudeste bonaerense. Tanto por la ceremonia de preparación de la omelette en sí (que resulta muy atractiva y pintoresca), sino también por todo lo que rodea al evento: las ferias, exposiciones, puestos de comida de las instituciones de la ciudad; y los espectáculos que se ofrecen de manera gratuita.

La idea surgió de un ciudadano francés, quien quiso exportar la tradición de preparar la Omelette Gigante de los beserianos, siendo Pigüé la colonia francesa más importante en Argentina. Este evento se realiza desde 1998 cada primer domingo del mes de diciembre, como celebración del aniversario de la ciudad de Pigüé (4 de diciembre).

En esta ocasión, cumpliéndose en 2018 la vigésima edición de la omelette gigante, se rompieron nada menos que 20.000 huevos provistos de manera gratuita por Granja San Miguel, de la ciudad de Bahía Blanca. Rompiendo así el récord propio en cantidad de huevos, de los cuales 19.000 fueron a la omelette principal, y los 1.000 restantes a una omelette más pequeña apta para celíacos.

La omelette principal se prepara en una sartén de unos 4 metros de diámetro y lleva 80 kilos de jamón cocido, 70 litros de aceite, ocho kilos de perejil, cinco kilos de cebolla de verdeo, otros cinco kilos de ciboulette, cuatro kilos de pimienta y ocho kilos de sal.

Afortunadamente el clima acompañó con unos agradables 24ºC y la celebración del 134º aniversario de Pigüé fue un éxito rotundo, con el cierre de la banda de folklore "Los Huayra" el mismo domingo por la noche.

Sin dudas un espectáculo digno al que asistir al menos una vez, por su originalidad, tradición y calidez.

Mis fotos del evento

Llegamos temprano, una hora antes del comienzo (pactado para las 11:30), para recorrer y el fuego ya estaba encendido:

En el puesto de la Escuela de Educación Técnica Nº 1 la vaquillona al asador estaba casi lista:

De a poco se fue arrimando la gente:

A las 11:30 llegaron los cófrades en desfile con la banda militar y, luego de los himnos nacionales de Francia y Argentina, llegaron los huevos:

Y finalmente se comenzaron a romper los huevos:

A esta altura el sol de diciembre era muy fuerte, y ya habíamos presenciado el proceso de elaboración completo en años anteriores. Así que decidimos ir a buscar un poco de sombra, hasta que estuviese lista la omelette.

Terminado de romper los huevos, se baten en cada olla con un taladro de mano. En la sartén se agrega el aceite y se saltea el jamón con el resto de los ingredientes. Finalmente se vuelcan los huevos batidos y al cabo de media hora ya está lista.

El camión frigorífico de Granja San Miguel que trae los huevos frescos desde Bahía Blanca:

Llegado el momento se forman largas colas (que tal vez desalienten a algunos, pero la realidad es que va rápido):

Inmediatamente empieza el desfile de gente que ya recibió su porción:

Y en unos minutitos ingresamos a la zona de cocción de la omelette para recibir nuestra porción:

Un par de videos del evento

Comparto un par de videos bien cortos (lo mío es la fotografía, no la filmación). El primero muestra los preparativos, justo antes de comenzar a "romper los huevos":

Y en este se puede apreciar una de las 4 filas para recibir la porción de omelette:

Tal como se observa, las filas son muy largas, pero una vez comienzan a salir las porciones avanza muy rápido.