¿Qué hacer con las pencas de acelga? ¡Tortilla!

Cada vez que hago la clásica tarta pascualina con hojas de acelga, cebolla rehogada, huevo duro y queso, pienso en el desperdicio de hierro y fibras que es deshechar las pencas (tallos) de la acelga. Generalmente se preparan en forma de milanesas fritas, hirviéndolas previamente y pasándolas por huevo y pan rallado. Sin embargo, como toda milanesa, el proceso me resulta algo tedioso (aunque el resultado, especialmente fritas en una sartén con un poquito de aceite de oliva, es delicioso). Es por ello que el día de hoy quise probar una receta diferente con los tallos de la acelga: tortilla de pencas.

Tortilla de pencas de acelga

La acelga es una verdura muy apreciada ya que aporta vitaminas, fibra, ácido fólico y sales minerales con un alto contenido de agua. Las hojas exteriores, que suelen ser las más verdes, son las que contienen mayor cantidad de vitaminas y carotenos. Una de las verduras que consumo al menos 2 veces al mes en mi dieta.

Habiendo utilizado las hojas para otra receta, veamos cómo preparar una deliciosa toritlla de pencas.

Ingredientes

  • Pencas (tallos) de un atado de acelga.
  • 2 dientes de ajo.
  • 4 huevos.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Sal y pimienta.

Preparación

Limpiar y cortar las pencas en trozos pequeños. Luego hervir en una olla con agua y sal gruesa. Se necesitan unos 15 a 20 minutos de hervor. Ir probando hast que estén tiernas.

Una vez cocidas, colar y dejar enfriar.

En una sartén, apenas freír los dientes de ajo picados bien finos en aceite de olivas. Evitar que se quemen. Retirar el ajo y mezclar con las pencas. Salpimentar.

Batir los 4 huevos y mezclar con las pencas.

Calentar la sartén con el aceite de oliva que quedó de la fritura de los dientes de ajo. Si es necesario, agregar un poco más de aceite. Calentar muy bien la sartén hasta el primer humo del aceite y volcar la mezcla. Dar vuelta la tortilla y cocinar del otro lado. Servir bien caliente, y preferentemente un poco babé.