Mi receta de masa quebrada

Se llama masa quebrada a toda una familia de masas clásicas que se usan habitualmente como base de recetas de tartas dulces o saladas, y cuya receta más sencilla lleva harina, manteca, agua y sal en el caso de las masas saladas, y harina, manteca, sal, huevo y azúcar (no agua) en el caso de las masas quebradas dulces.

La masa quebrada debe su nombre a que es quebradiza, se desmenuza fácilmente, se debe deshacer en la boca. Esto se debe fundamentalmente a la gran proporción de grasa (manteca), que apenas permite que la harina se una.

Ingredientes

  • 1 taza de harina.
  • 1 huevo.
  • 50 gramos de manteca cortada en cubitos.
  • 2 cucharadas soperas de agua.
  • 1 cucharada sopera de vinagre.
  • Sal a gusto.

Si se trata de una masa dulce, reemplazar el agua por 50 gramos de azúcar.

Preparación

Incorporar todos los ingredientes en una procesadora, utilizando una cuchilla para amasar. Si no se dispone de una, es posible utilizar una cuchilla de corte común.

Es recomendable sacar la manteca de la heladera con anticipación, para que esta se encuentre a temperatura ambiente y sea más fácil de incorporar.

Tener cuidado de no excederse con el agua, la masa debe quedar más bien seca.

Procesar hasta que se haga el bollo (si se hacen grumos y no se incorporan, agregar líquido de a poco). Retirar el bollo y dejar reposar en heladera una media hora.

Retirar la masa de la heladera, estirar con un palo de amasar y colocarla sobre un molde o tartera. Cocinar en el horno a temperatura media unos 15 minutos.

Retirar y utilizar para cualquier tipo de relleno.