UXMAL Malbec 2012

Anoche probé por primera vez un UXMAL Malbec cosecha 2012. Se trata de un malbec muy suave, ideal para acompañar un buen asado.

Bodega Uxmal se encuentra ubicada en el departamento de Rivadavia, Mendoza, y fue inaugurada en el año 2003. En ella se elaboran exclusivamente los vinos de la línea del mismo nombre destinados al mercado local y de exportación. Actualmente los vinos se encuentran presentes en más de 20 países, entre los cuales se destacan Brasil y varios países del Continente Europeo.

La principal característica de sus vinos es la suavidad derivada de la perfecta maduración de los taninos de las uvas empleadas.

Es la primera vez que escribo sobre un vino y debo aclarar que soy un aficionado en la materia. Me gustan los buenos vinos, pero aún no he tenido la posibilidad de realizar un curso de iniciación a la cata de vinos. Aunque sí he visitado algunas bodegas en la región de Cafayate, Salta, donde se encuentran los viñedos más altos del mundo.

Por supuesto no tengo autoridad para hacer una crítica sobre vinos. Simplemente pensé que podría ser un buen ejercicio, luego de haber probo un nuevo vino, contrastar mis sensaciones con su nota de cata comercial, la cual encontré en sitio espaciovino.

UXMAL Malbec posee un color rojo profundo muy intenso con reflejos violetas oscuros. En nariz presenta aromas a frutos rojos y negros como moras, guindas y cerezas provenientes de los viñedos de la zona de Luján de Cuyo. Notas florales como violetas provenientes de los viñedos de altura (Tupungato y La Consulta). Buena untuosidad y persistencia en boca, se perciben los mismos descriptores que en nariz sumado a finas notas a vainilla y chocolate producto de la crianza en roble.

Al probarlo, lo primero que se nota es su suavidad y buen sabor, lo que lo hace muy fácil de tomar. Es un vino ideal para acompañar carnes rojas y pastas. En esta ocasión fue el acompañante ideal para un buen asado al horno con papas.

Creo que es un vino que los amantes de vinos suaves deben tener entre sus favoritos. Por mi parte, sin dudas volveré a tenerlo en cuenta.

Respecto al precio, lo conseguí por $51 (pesos argentinos, agosto de 2014) en mi bodega de confianza. Los argentinos somos afortunados de disfrutar estos buenos vinos a precios ridículos (aproximadamente U$S 6).

Esta vez les debo la foto, lo cual es una pena porque la etiqueta y la botella en conjunto tiene una muy buena presentación.