Arroz con pollo, como el de la abuela

Hoy comparto una de las tradicionales recetas de la abuela: arroz con pollo.

El arroz es el cereal más importante en la alimentación humana y contribuye de forma muy efectiva al aporte calórico de la dieta humana actual.

Ingredientes

Para cuatro personas.

  • Arroz parboil: 2 tazas.
  • Pollo: 1 pechuga deshuesada (dos mitades) y 2 cuartos (pata/muslo).
  • 1 cebolla.
  • 1 morrón rojo chico.
  • 1 zanahoria grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 papa.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 caldo de azafrán.
  • Vino blanco: 1 vaso.
  • Perejil picado.
  • Romero y tomillo
  • Pimentón extra y comino.
  • Sal y pimienta.

Preparación

Pelar la papa y cortarla en cubitos. Picar la cebolla, el morrón, la zanahoria y los dientes de ajo (bien picaditos). Colocar todo en una fuente apta para microondas y cocinar tapado de 6 a 7 minutos, a máxima potencia.

Mientras tanto separar las patas de los muslos y trozar las pechugas en cubos. Condimentar el pollo con sal, pimienta y comino, y luego adobarlo con romero y tomillo. En una olla calentar un chorro abundante de aceite de oliva y dorar el pollo.

Aparte, poner a calentar 1 litro y medio de agua hasta llegar a su punto de ebullición.

Agregar el arroz a la cocción del pollo y saltear unos minutos revolviendo contínuamente.

Debido a que, en lugar de hervir, el arroz se va a cocinar con poca agua (caldo y jugos de cocción), se debe utilizar un arroz de grano medio de tipo parboil (parboiled) (el que no se pasa) para que mantenga su textura, firmeza, y no libere almidón en exceso. Se utiliza este tipo de arroz porque el mismo debe resistir el calor, no reventarse y absorber los sabores. Más allá de estas características necesarias para la cocción, el arroz parboil posee un nivel nutritivo mucho más alto (casi tanto como el arroz integral) que el arroz que no ha recibido tratamiento industrial.

A continuación, deglasar el fondo de cocción con vino blanco y agregar los vegetales y el caldo de azafrán. Revolver y condimentar con abundante pimentón. Rectificar la sazón. Si se desea lograr un arroz bien condimentado y de sabor intenso, es posible agregar una o dos cucharadas de curry.

Cubrir con agua caliente y cocinar entre 20 y 30 minutos a fuego medio con la olla destapada, hasta que el arroz esté cocido y no haya exceso de líquido. Si el líquido se reduce demasiado y el arroz no alcanza a cocinarse, se debe ir agregando agua caliente de a poco, revolviendo contínuamente (al igual que cuando se prepara una paella). Es importante agregar siempre agua bien caliente, de lo contrario se detiene la cocción.

Antes de finalizar la cocción verificar la sazón una vez más, y esparcir con abundante perejil fresco bien picado.

Acompañar con un buen malbec o syrah.

¡Buon appetito!